Un paseo por agua y Tierra en Chapala

 En el hermoso Chapala, los paseos son  por agua y tierra.

Desde una embarcación típica y con nombre propio, hasta grandes caballos que llevan a descubrir tesoros naturales.

De flotante tradición

No hablar de las tradicionales lanchas de Chapala, sería como ignorar el brillo de sus aguas o su cálida brisa. Y es que en pinturas, fotografías, relatos y recuerdos, éstas tienen su lugar. A unos pies del malecón, fueron bautizados con nombre propio y desde su punta, en colores estridentes, lo presumen a los visitantes: Yoli, Laura, Jenny, Santa María, Lupita o Chapala, son algunas de las protagonistas. Si ya eligió la suya, adelante, porque alrededor de 30 minutos de aventura flotante le esperan en familia. Desde que pone el primer pie, el tambaleo de la madera con la que están hechas comienza la emoción, el salvavidas anuncia la regla, las risas delatan el nerviosismo, y por su parte, la vista ejemplifica un regalo de la naturaleza. A bordo, la laguna parece no tener límites y el malecón comienza a verse pequeño. Más adelante, la isla de los Alacranes enmarca una parada que, aunque opcional, es una obligada tierra por descubrir. Y antes de finalizar, durante el regreso al malecón, no olvide echar un vistazo al cielo y a la ribera, donde toda clase de aves vuelan o reposan bajo el sol. H: L-D, de 8:30 am a 19:00 h. Costo por embarcación: a partir de $240

Malecón de Chapala

Al malecón lo visitan familias enteras, grupos de amigos y turistas, quienes si bien preguntan el precio de una prenda o algún souvenir de la laguna, también se limpian del rostro las grandes nieves de garrafa. A la par del deleite visual y el recorrido, para llevar a casa ofrecen bolsitas de dulces típicos, de leche, jamaica, nuez y otros, que prometen una azucarada visita, o si lo prefiere, los típicos charales auguran un picoso sabor.

Antigua estación de ferrocarril

El ahora llamado Centro Cultural González Gallo (González Gallo 1500), por muchos decenios fue el punto que, desde el año 1920, recibió a los foráneos que deseaban vacacionar en la región. Gracias a la construcción del ferrocarril, la economía de esta tierra se activó y el tiempo de transporte con las grandes ciudades como Guadalajara o la propia capital, se redujo de manera considerable. Y aunque es posible adentrarse en sus pasillos, que proponen exposiciones, talleres o gestiones artísticas, no está de más observar los detalles de la edificación y recordar una época sepultada por el tiempo. H: Mar-S, de 10:00 am a 18:00 h. D, de 10:00 am a 15:00 h. T/             01 (376) 765-7424      .

Cocina en las alturas

Piedra barrenada es el nombre con el que se conoce a una parte del camino rumbo Jocotepec, desde Ajijic. ¿Su característica principal? La variedad de restaurantes, con cartas llenas de mariscos y bandas para musicalizar la estadía. Entre ellos, El Risco (carretera Oriente 645), se aleja del mismo concepto y por el contrario, propone un menú gourmet y música tranquila, todo desde las alturas. Y es que ubicado en cuesta arriba, este lugar ofrece una vista espectacular de la laguna. Mariscos, cortes finos, pastas, pizza a la leña, entradas, ensaladas, especialidades, postres, bebidas y vinos, son parte de la propuesta donde “se trata de calidad, no cantidad y el sabor es incomparable”, asegura parte del amable personal. Una de tantas delicias son los camarones bañados en salsa tipo culichi: frescos al lado de verduras y sopa de arroz que deja entrever exquisitos trozos de chile poblano, que acompañados de una buena cerveza de barril y queso gouda fundido que va empanizado, con tortilla frita y montado en chile martajado, concluye una experiencia donde los sentidos emprenden vuelo desde el paladar. H: J y D, 12:00 a 20:00 h. V y S, 12:00 a 23:00 h. T/             01 (387) 761-0405

Descanso asegurado

Una historia familiar o una antigua casona convertida en hotel, son un par de opciones para el descanso en la ribera

Estilo Michoacán

Desde hace un decenio, Teresa Valle llegó a vivir la tranquilidad de Ajijic. Se hizo propietaria de un terreno para construir su casa, y no tardó en llamar la atención de extranjeros estadounidenses por la decoración que transporta a su tierra natal: el estado de Michoacán. Luego de pensarlo, la convirtió en el hotel La Casa de la abuela (Galeana 75, Ajijic).

Datos para llegar

•El municipio de Chapala se encuentra a 45 minutos de Guadalajara.

•Para llegar en auto, se puede tomar la carretera Guadalajara-Chapala, o carretera Guadalajara-Jocotepec.

•En autobús, la Antigua Central Camionera (Los Ángeles 218, entre Avenida Dr. R. Michel y 5 de Febrero, colonia San Carlos), cuenta con líneas directas y asequibles.

Fuente: Impreso.milenio.com

This entry was posted in Turismo de Aventura and tagged , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s