Esta noche Morrisey ofrecerá su segundo concierto en el Teatro Diana

 Ayer, con un teatro Diana abarrotado, el cantante inglés Morrissey, en el primero de los dos conciertos que dará en la ciudad se mostró cercano con sus fanáticos, quienes permanecieron parados, gritando, coreando y aplaudiendo cada tema.

El recital fue corto, solamente duró hora y media en la que el británico interpretó 17 melodías, pero faltaron algunos éxitos de sus producciones discográficas.

La encargada de calentar el ambiente fue Kristeen Young, quien salió al escenario a las 21:15 horas y durante 40 minutos ofreció lo mejor de su música.

Después de que se proyectaron algunos videos en la pantalla gigante y apareció el cantante, quien de inmediato dijo: “Guadalajara, ja ja ja”, para continuar con la canción “First of the Gang to Die”. Morrissey se mostró accesible con sus admiradores ubicados al filo del escenario, en varias ocasiones se agachó para saludarlos.

Además obsequió dos camisas, las cuales se quitó, quedando su torso al desnudo y las lanzó al público, por lo que recibió una gran ovación. Pero a cambio le dieron dos camisetas, una de la Selección Mexicana de futbol y otra de las Chivas, la cual se colgó a la cintura. También recibió flores y varios recados de los asistentes.

Morrissey agradeció la respuesta del público con las palabras en inglés “I Love you, Love, Love”. También gritó “¡México, México!” cuando escuchó el coro de “¡Morrissey, Morrissey!”.

Una mujer y dos hombres evadieron la seguridad y lograron subir al escenario para tocar y abrazar a su ídolo.

El ex integrante de The Smiths, quien es vegano, aprovechó el escenario para hacer denuncia sobre el maltrato de los animales. Antes de ofrecer el tema “Meat is murder”, se exhibieron imágenes sobre el sacrificio de reses.

Uno de los músicos se acercó al micrófono y comentó: “Guadalajara, tenemos mucho qué celebrar, la Virgen de Guadalupe y Morrissey ¡Viva México! ¡Viva Guadalajara!”.

Los temas más ovacionados por los asistentes fueron: “I want the one”, “You are the one for me, fatty”, “Black cloud”, “Still ill” y “All the lazy dykes”, “Scandinavia” y “Everyday is like sunday”.

Durante la canción “There is a light that never goes out” el cantante recibió una bandera de México, la cual se colocó en la cintura.

Al despedirse de sus fanáticos mencionó en español “Mañana también aquí” y abandonó el escenario.

Fuente: La Jornada

This entry was posted in Eventos and tagged , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s