Resonará Mozart en el panteón de Belén.

Para festejar el Día de Muertos, se organizó un evento en el panteón de Belén ya que para más de alguno,  significa el pretexto perfecto para recrear la vieja costumbre de contar historias de miedo. Ya se sabe, el lugar se ha convertido en un verdadero patrimonio arquitectónico y la innumerable serie de leyendas que se tejen en torno a él como patrimonio intangible ya hacen de él un lugar de visita obligada en la ciudad. Pero para estos días, el ambiente en el lugar dejará un poco la trivialidad de las historias tenebrosas para ponerse más serio. Esta noche, el Coro del Estado ofrecerá una noche que promete quedarse en la memoria de quienes se den cita en el lugar para escuchar completa la misa de Réquiem en Re menor del compositor Wolfgang Amadeus Mozart. La gala contará con la participación de los solistas Guadalupe Blanco, Teresa Banderas, José Luis Villarruel y Daniel Lemoine.

“Para mí es una gran oportunidad de recordar una de las obras más importantes de uno de los genios más grandes del mundo, hablando en cuestión de composición musical. Además, no se podía encontrar un mejor lugar que el Panteón de Belén para presentar una pieza como esta, el ambiente estará muy ad hoc para presentar esta obra de un compositor del que siempre he sido un gran admirador”, expresa el director del Coro del Estado, Sergio Hernández, quien informa que pese a que no habrá una ambientación o vestimenta especial por el lugar donde se presentan, sí se ha preparado una iluminación especial para darle mayor suntuosidad al asunto.

Sergio Hernández propone que se realicen más proyectos como éste para conservar tradiciones mexicanas como el día de muertos. “La muerte siempre ha sido muy importante para nuestra sociedad, es algo que viene desde nuestros antepasados prehispánicos. Hoy nos bombardean por todos lados con cuestiones extranjeras como en halloween. Nosotros tenemos que luchar para que en primer lugar estén nuestras tradiciones propias. El promover que la gente ponga altares en sus casas, que los niños sepan de qué se trata esto o éste tipo de conciertos generan que se conserven las tradiciones. Deberíamos buscar que se realicen más actividades de este tipo en todo el país”, propone.

Este año es especial para el Coro del Estado, dado que cumple 30 años de existencia. La agrupación fue fundada en 1981 y desde entonces han desfilado como directores personajes como Guadalupe Flores, Luis Herrera de la Fuente, Sergio Cárdenas, Eduardo Díaz Muñoz, Guillermo Salvador, Fernando Lozano, Maximiliano Valdez, Gürer Aykal, Enrique Patrón de Rueda y su actual director Sergio Hernández, quien ha permanecido ligado durante varias etapas a esta agrupación desde 1983.

“Creo que es una agrupación muy importante para nuestro estado y que ha permanecido a pesar de algunas dificultades que ha tenido en su historia. Siempre hemos tenido alguna dificultad para la supervivencia, aunque durante esta administración hemos tenido una buena atención por parte del gobierno del estado. Lo ideal sería, como la Orquesta Filarmónica de Jalisco, gozar de presupuestos propios, lo que nos permitiría hacer cierto tipo de programas y proyectos que ahora mismo no podemos hacer”, sentencia el director, quien informa que luego de una reunión con el compositor Arturo Márquez, es muy probable que la agrupación estatal presente un programa de varias piezas del compositor vivo más importante de México durante el próximo año.

Por lo pronto, la agrupación ya se prepara para esta noche recordar a Mozart en punto de las 20:30 horas en el Panteón de Belén (Belén y Eulogio Parra). La entrada es gratuita, aunque el cupo es limitado a 600 personas, por lo que se recomienda llegar con tiempo.

Música para la propia muerte

••• La misa de Réquiem en Re menor de Wolfgang Amadeus Mozart tiene una historia por demás peculiar. Un día se dio cita en su casa un tipo misterioso vestido de gris que se negó a identificarse, le ofreció un dinero como adelanto para encargarle la composición de un réquiem y le dijo que regresaría un mes después. Pero como en todo, hay jerarquías y al ser llamado desde Praga para escribir una ópera que se estrenaría en la coronación de Leopoldo II, Mozart decidió postergar el réquiem. Justo cuando abordaba su carruaje a Praga, fue abordado por el anónimo individuo quien le expresó queja por dejar su encargo. Obsesionado desde siempre con la idea del destino, el compositor creyó que se trataba de un emisario de la vida que le estaba encargando el réquiem para su propia muerte. Al morir, Mozart dejó sólo tres secciones con la parte del coro y el órgano completos. De la secuencia dejó apenas las partes instrumentales, el coro, voces solistas y el cifrado del bajo, fue su asistente, Franz Xaver Süssmayr, quien terminó las partes faltantes y compuso de manera íntegra el Sanctus. El estreno de la obra completa se produjo en Viena el 2 de enero de 1793.

Fuente: Impreso.milenio.com

This entry was posted in Eventos and tagged , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s