Alma de Agave, Mayahuel.

 Alma de Agave, Mayahuel es mitología, leyenda y algo de historia, todo mezclado como pretexto para hacer una puesta en escena pensada especialmente para estrenarse durante la celebración de los Juegos Panamericanos, en la que se reflejan las tradiciones, creencias y antecedentes de México. “Se hizo para los Panamericanos y queríamos hablar del tequila, porque al mexicano lo ven recargado en el nopal y con la botella en la mano. Se sabe poco de lo prehispánico. Queríamos dar dignidad a todo lo que envuelve al tequila con datos importantes para los mexicanos, como es toda nuestra ascendencia prehispánica”, explicó ayer en rueda de prensa el productor y director Julio Alan Valencia.

La obra es una novela en la que “sí se tomaron algunos permisos literarios, sí toma la raíz, pero está armada con mitología, con lo que se lee en códices, con leyenda, un poco de historia, y todo está mezclado como pretexto para hacer la puesta en escena”, manifestó Pablo García, director y estudioso de arte prehispánico responsable de la asesoría.

La puesta en escena se enriquece con la participación de diez actores, que se arropan con diversos elementos como maquillaje, vestuario, danza aérea, pirotecnia, música en vivo, iluminación y efectos especiales. Entre estos destacan el rayo que envía Tláloc al agave desde su danza aérea o “la representación de un sacrificio humano con fuego”, comentó Pablo García.

La obra también está llena de los simbolismos que tienen los sonidos y la música prehispánica, como el atecocolli o caracol que habla de la vida que surge del mar. También se usan ocarinas o flautas de barro, silbatos de la muerte, tambores llamados huehuetl y ayacaztles o sonajas.

Mayahuel es la diosa de la fertilidad, de las bebidas embriagantes y del tequila. La historia que aborda el espectáculo comienza cuando Quetzalcóatl se enamora de Mayahuel, que es una estrella del firmamento; la llama y la lleva al lugar de los dioses, en la tierra del tequila. Una abuela que cuida a las estrellas se da cuenta de su ausencia y envía a los chanekes a destrozarla. Quetzalcóatl entierra su corazón y le promete volver. Tláloc se da cuenta de la injusticia y le da vida nuevamente. Cuando llegan los españoles, confunden a uno de ellos con Quetzalcóatl.

“Hay una historia de amor, una historia de guerra y sangre. La historia se presenta de tal manera que sea atractiva para todo el público”, señaló Julio Alan Valencia.

Alma de Agave, Mayahuel se presentará durante varios días en dos espacios: del 20 al 25 de octubre, a las 20.30 horas, en el Teatro Alarife Martín Casillas, y del 26 al 30 de octubre, en el Ex Convento del Carmen, también a las 20.30 horas. Los precios de los boletos son de 100 pesos para el público en general y de 80 pesos para estudiantes y personas de la tercera edad.

Fuente: Impreso.milenio.com

This entry was posted in Eventos and tagged , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s