Nuevo espacio escénico con un texto de Strindberg.

 La asociación civil Impulsarte, desde la arena independiente, coadyuva en la producción y promoción de propuestas artísticas en el ámbito local y, aunque se propusieron llevar a cabo, como señala su director, Adrián Hagelsieb, un mínimo de “cinco eventos” por año, ya alcanzaron la cifra este 2011 y, durante septiembre, ofrecen al público en temporada el montaje escénico El pelícano, original de August Strindberg y bajo la dirección Christian Zataráin –quien también forma parte del reparto–, además de la producción del Grupo O Teart. Las funciones para esta obra son los miércoles de septiembre, en la finca La Chapulina.

La obra fue seleccionada por Zataráin, Said Sandoval y Bárbara Barba, como proyecto para su titulación; en esta su primera temporada ha cambiado un poco el elenco pero, tras su paso exitoso en la pasada Muestra Estatal de Teatro, el montaje ha llegado al escenario de La Chapulina –local privado que se alquila para eventos– de la mano de un texto de “un autor fascinante”, indica su director, que plasma en él “misoginia, locura y crimen psicológico” en el entorno familiar (claramente “disfuncional”).

Como parte de los oficios de Impulsarte AC, La Chapulina puso a disposición su espacio para espectáculos escénicos los días miércoles, algo que vino como anillo al dedo a la joven agrupación para presentar El pelícano que, en sus primeras dos presentaciones –los días 7 y ayer 14 de septiembre– ha registrado llenos.

El montaje, originalmente concebido para el formato en teatro arena, “cubre en el escenario casi una herradura”, señala Zataráin, gracias a la propia estructura del patio central de la casa que, además, “apoya mucho con su arquitectura” (en un principio, debido al dispositivo escénico, hubo dificultades para conseguir escenario) pues “se vuelve una escenografía viva” ya que se trata de una construcción del siglo XIX y “traslada directamente a una época”.

Ya con elenco renovado, Zataráin como actor al lado de Barba, Sandoval y Anna Miranda, se renovó el trabajo desde el pasado mes de febrero, un proceso largo de casi ocho meses para su producción; en este sentido, se sienten bien con la asistencia porque, establece Barba, “nos hemos esforzado mucho. Somos un grupo joven, nuevo, aunque no es nuestro primer montaje, y totalmente independiente” (incluso, la escenografía es resultado de su trabajo material, lo mismo que el vestuario –de Neri Núñez–, maquillaje y peinado –de Helena Salazar–, sonido e iluminación) y por ello “nos da gusto que todo lo invertido está cobrando nuevos bríos, dando lo suyo”.

De este modo, Impulsarte AC (cuyo sitial cibernético es http://www.impulsarte.org) mantiene asimismo otros proyectos. Actualmente se encuentran en medio de un concurso de bandas (en todos géneros musicales), pero a futuro se ofrecerán clínicas musicales, todos los miércoles a partir del 5 de octubre, además de que planean un concurso de altares para el Día de Muertos y promueven una exposición fotográfica y una pictórica (ésta, de Gabriela Tolentino), en el mes de noviembre, mismo que “cerrará” con la presentación de Sepulcro Bohemio.

Las funciones remanentes de El pelícano serán los próximos miércoles 21 y 28 de septiembre, a las 20 horas, en La Chapulina (Liceo 306, esquina Garibaldi, Centro Histórico). El costo de la entrada es de 80 pesos (general) y de 60 con descuento para estudiantes, maestros y personas de la tercera edad.

Fuente: La jornada.

This entry was posted in Eventos and tagged , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s