Reviven en Casa Vallarta la independencia.

 Casa Vallarta albergará una serie de objetos e imágenes reunidos en la exposición Mercadotecnia patria. Los grandes festejos de 1910. Las 400 piezas fueron recopiladas por el escritor Carlos Monsiváis a lo largo de su vida y serán presentadas con un guión cronológico creado por Rafael Barajas El Fisgón y por Moisés Rosas, director del Museo El Estanquillo.

Evelio Álvarez Sanabria, encargado de las colecciones en el Museo El Estanquillo, explicó que la muestra, presentada el año pasado en la ciudad de México, es un relato muy puntual de las crónicas oficiales del primer centenario escritas por el historiador Genaro García, que fueron editadas y publicadas en 1911.

Mercadotecnia patria se divide en cuatro núcleos. La primera parte se hace una recreación de la sociedad mexicana en el primer decenio del siglo XX. Para esto,  Monsiváis mandó hacer varias maquetas, desde una casa habitación hasta una pulquería y una recaudería. Además hay una serie de fotografías que relatan la sociedad mexicana  de principios del siglo XX.

El segundo núcleo comprende imágenes que dan el marco teórico, social y político del acontecimiento y muestran a Porfirio Díaz como un extraordinario mercadólogo.

“Porfirio Díaz se inserta dentro de la tradición liberal de México, es la parte más acabada del liberalismo en México. Hidalgo nos lega una patria libre, después vienen las guerras, las intervenciones, primero un intento de recuperar lo perdido por parte de España, después viene la intervención norteamericana, y después viene la intervención francesa. Benito Juárez los logra expulsar y nos da una segunda libertad a la patria. Porfirio Díaz se inserta como el eslabón más acabado, a pesar de que ya llevaba más de 30 años en el poder, las críticas decían que ya se había acabado”, dijo Álvarez.

“Él pretende justificar tantos años en el poder porque había paz, y eso es lo que pretende mostrar en las festividades de 1910, quiere decirle a la gente que gracias a él tienen un país en orden y en paz y con un crédito internacional, que está a nivel de cualquier país incluidos Estados Unidos y Europa. Para esto impone su imagen por todas partes.

“Díaz quería mostrar al mundo una gran nación, pero creo que no supo entender los cambios que conllevó el nuevo siglo XX o no quiso entenderlos y esa fue la cresta de su periodo de 30 años que a la vez significó la caída. En junio fueron las elecciones y fue reelecto, en septiembre fueron las fiestas patrias y en noviembre cae, cuando inicia la Revolución, fue obligado a dimitir y sale del país en 1911”.

Además la muestra comprende un conjunto de invitaciones, tarjetas y crónicas periodísticas, reunidas en su momento por Luz Requena, hija del empresario José Luis Requena, quien por su estatus económico y social tuvo acceso a todas las fiestas de 1910. Esto es lo único prestado en la exposición, todo lo demás pertenece al acervo de Monsiváis, conformado en total por 20 mil piezas, que están en su mayoría bajo el resguardo del Museo del Estanquillo.

Al final del recorrido se proyecta Memoria de un mexicano, cinta que Díaz encargó a Salvador Toscano para los festejos del centenario y que fue facilitada por Alejandra Moreno Toscano.

En Guadalajara, tendrá el plus de que en una sala se mostrarán objetos, invitaciones, carteles, etcétera de los festejos de 1910 en la ciudad. Los mismos fueron recopilados a través de una convocatoria a la población.

La exposición se inaugura el lunes a las 20 horas en Casa Vallarta (avenida Vallarta 1668).

Fuente: La Jornada.

This entry was posted in Eventos and tagged , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s