Fernando Vallejo recibirá el Premio FIL de Literatura en Lenguas Romances 2011.

 Por “mayoría”, de acuerdo con la lectura del acta del jurado, el Premio FIL de Literatura en Lenguas Romances 2011, que se entregará en el marco de la vigésimo quinta edición de la Feria Internacional del Libro (FIL) de Guadalajara, fue concedido al escritor de origen colombiano Fernando Vallejo, descrito por el narrador mexicano Juan Villoro como “maestro de la injuria como una de las bellas artes”, además de “libelista indómito y a veces disparatado”.

De este modo, será el próximo 26 de noviembre de este año cuando el autor de El desbarrancadero –novela que obtuvo, en 2003, el Premio Rómulo Gallegos– reciba el XXI Premio FIL de Literatura (dotado con 150 mil dólares), durante la inauguración de la FIL, un galardón que, en palabras de Marco Antonio Cortés Guardado –rector general de la Universidad de Guadalajara (UdeG)– “honra la trayectoria” de un importante escritor vivo en lengua romance para así “acercarlo a los jóvenes”.

Los integrantes del jurado del premio eligieron a Vallejo –que obtuvo la nacionalidad mexicana en 2007– por ser “una de las voces más personales, controvertidas y exuberantes de la literatura en español”; de acuerdo con el acta, a la que dio lectura Jorge Volpi, la escritura del autor de El mensajero “gira en torno a un único tema, Colombia, pero en realidad es una excursión abigarrada y comprometida por los conflictos del ser humano, desde la denuncia al desencanto, pasando por una difícil ternura que a veces es entendida también como agresión o disconformidad”.

La conferencia en que se dio a conocer el nombre del ganador fue presidida por Consuelo Sáizar, presidenta del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta); además del rector de la UdeG; Joaquín Díez-Canedo, director del Fondo de Cultura Económica (FCE) y representante del Fideicomiso del galardón; Raúl Padilla, presidente de la FIL; Alejandro Cravioto, titular de la Secretaría de Cultura de Jalisco (SCJ); Volpi, como representante del jurado; Dulce María Zúñiga, coordinadora ejecutiva del premio, y Nubia Macías, directora general de la FIL.

Después del anuncio, en conferencia telefónica desde la Ciudad de México, Vallejo dio gracias, para luego dejar en claro que “nunca he esperado que me den premios”, afirmó que las distinciones le vienen “muy grandes”, pero habrá de utilizarlas “para una obra noble”.

Consciente de lo que significa la literatura como oficio, tras referir que trabajará en un texto donde aborda “las conclusiones” a que ha llegado al final de su vida, comentó que cuando escribió su primera novela “no sabía cómo hacerlo” y, aunque había realizado estudios literarios, “ni la gramática enseña a escribir ni los profesores de filosofía y letras”. Así, “escribir es muy difícil” y consiste en “hacer que las frases suenen bien”, algo que “no se enseña en ningún lado y hay muy pocos prosistas que saben hacerlo” ya que, enfatizó, requiere de “conocimiento y malicia”.

Asimismo, fiel a su carácter polémico y controversial, el autor de La puta de Babilonia señaló que su tema no ha sido únicamente el idioma sino, toda vez que “me quité la venda de los ojos”, una venda moral, y esa claridad “me amargó profundamente la vida”; así, dirigió la pluma a sus “enemigos”, la religión como el principal de ellos, a la que considera “una infamia intelectual y moral”, lo mismo que “empresa criminal”.

Esta religión –la cristiana, la católica–, le impedía “ver con claridad que mis prójimos eran los animales, no sólo era el hombre, y me impedía sentir su sufrimiento. Esto hizo que mis problemas personales pasaran a segundo orden” y, agregó, “entonces le declaré la guerra a esa religión”.

Entre estos enemigos se hallan también “todos los políticos, del presidente pa’ abajo”, de todas procedencias, “los nadie que se apoderan del micrófono y del alma de sus países y que no dejan hablar por cuatro años o por seis”, esto es, la “partida de bribones” que se vuelven “aprovechadores públicos”.

A lo anterior, agrega que resulta un oxímoron pensar en un político “salvable” porque serlo es “un signo de vileza”; de igual forma, la palabra “candidato” le resulta, en estos términos, “despreciable” porque se la ha convertido en “una de las palabras más viles del idioma” y, actualmente, define a un “aspirante a la infamia”.

Sobre el narcotráfico, aseveró que México recorre el camino que Colombia recorrió hace 20 años y Colombia recorre la brecha de corrupción que nuestro país inició hace 50 años. “México ya se colombianizó y Colombia ya se mexicanizó”, lamentó, y añadió (no sin dejo de humor) que, como naciones hermanas, “nos repartimos los males”.

Por otra parte, al relatar cómo fue que decidió escribir sus libros “en primera persona”, reveló que “lo triste es que los libros de uno, pasan”, debido a que “la realidad te deja atrás” y esto sucede porque “el mundo va muy rápido” y todo lo sobrepasa (incluso a “los granujas con poder”, detalle que le produce –dijo– alegría).

Cerca de cesar el enlace, Vallejo se refirió a la música –una de sus pasiones– y afirma que “me gusta más José Alfredo que Mozart”, pues son las canciones rancheras, los tangos, las milongas, lo que “más me llega al alma”; piezas a las que describió como “una música de fantasmas que ya no interesa a nadie” pero que, desde su niñez, le produjo “una experiencia intensa y profunda”, de la cual aprendió que son estas canciones las que siguen “sosteniendo el espejismo del yo”.

El jurado que concedió a Vallejo el Premio FIL de Literatura en Lenguas Romances estuvo integrado por los escritores y críticos: Juan Cruz (España), Cecilia García Huidobro (Chile), Calin Mihailescu (Canadá), Julio Ortega (Perú), Margarita Valencia (Colombia), Jorge Volpi (México) y Michael Wood (Inglaterra), quienes definieron a Vallejo como una “figura verdaderamente original de la literatura en castellano”.

Fernando Vallejo, finalmente, señaló que el tema del narcotráfico lo agotó tras la escritura de La virgen de los sicarios; pero prometió que, durante la próxima FIL en Guadalajara –que se realizará del 26 de noviembre al 4 de diciembre de este año– compartirá fobias y esperanzas con el público.

Fuente: La Jornada.

This entry was posted in Eventos and tagged , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s